22 de septiembre de 2011

Fotografïas Post-Morten




A finales del siglo XIX,  principios del XX y por macabro que pueda parecernos ahora, existía la costumbre de retratar a los seres queridos que habían fallecido como si todavía estuvieran vivos. Se les colocaba con sus mejores ropas y se les fotografiaba como si estuvieran durmiendo. Esto se hacia para que la familia pudiera recordarlos como en vida.



Existe una importante cantidad de fotografías de ese tipo, debido el alto índice de mortalidad infantil de dicha época, (la mayoría de los fallecimientos se debieron a los escasos recursos médicos en esos tiempos, como a la pobreza en muchos de los casos). Una familia común sumaban entre 8 y 10 hijos de los cuales solían fallecer la mitad. Tomando en cuenta ese contexto, las fotografías del niño fallecido junto a sus padres y/o hermanos, o simplemente el niño muerto, estaban comprensiblemente aceptadas. "Se retratan cadáveres a domicilio, a precios acomodados...". Este tipo de anuncios  era la forma en que habitualmente promocionaban sus servicios los fotógrafos en el siglo XIX. 



La fotografía mortuoria era mucho más común en aquella época que la de los nacimientos, bodas o vacaciones.  Por los años veinte del siglo XX comenzaron a adoptarse nuevas tendencias que alcanzaron incluso la fotografía post-mortem. De esta forma, los fotógrafos comenzaron a presentar a los muertos bajo nuevos ángulos y perspectivas: detalles de las manos o de otras partes del cuerpo, con desenfoques selectivos muy controlados y realizando primerísimos planos de ciertas zonas del fallecido, o bien imágenes muy cercanas al fotoperiodismo actual.



Son tomas que en muchos casos resultan impresionantes por su dramatismo y cuidada iluminación. Ya bien entrado el siglo XX, bajó la mortalidad infantil (que era de un 30% a 50% ) y la fotografía se abarató llegando ya a todas las clases sociales. Ahora las familias preferían tener recuerdos de sus momentos más felices en vida, y aquella práctica fue cayendo cada vez más en desuso.


 Si les ha interesado y quieren ver más fotografías de este tipo, apaguen las luces, enciendan sus altavoces y denle al play a este vídeo que he localizado en la red.

29 comentarios:

  1. Como bien dices es mejor tener recuerdos de los que nos han dejado en sus días de alegría y vida, pero te diré sinceramente quizás no era tan mala la cosa, ya que así queda el recuerdo de su ultimo momento.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. No le veo yo la gracia a esto, prefiero las fotos de momentos y situaciones felices.

    Pero claro entonces no habían fotos, y se puede entender que en el momento de la despedida quisieran guardar un recuerdo de este tipo. No tenían otros.

    ResponderEliminar
  3. Buena idea, Lorenzo, recordarnos esta costumbre ancestral. La cual no tiene nada de necrofilia. Son los tiempos modernos, ensimismados por el principio del placer, los que cierran los ojos ante lo que no les complace. Sólo quieren ver y escuchar lo que les gusta mirar y oír. El resto es vacío o silencio.

    Salucines

    ResponderEliminar
  4. Qué gran entrada Lorenzo! Es un tema que me fascina y sobre el que he investigado algo.

    Aquí, en Galicia, era bastante habitual porque cumplía una doble finalidad (en el caso de los niños"): por un lado dejar constancia gráfica de su cara, como una forma de no olvidar a esas pequeñas criaturas que vivían muy poco tiempo; por otro lado, era una forma de dar a conocer la vida y la muerte (gran paradoja) de un ser querido que no había podido ser conocido por los familiares que se encontraban en la emigración.

    Quizás es atrevido pensar que esa obsesión por no olvidarse de la cara un de un familiar evolucionó a las fotografías que hoy podemos ver en las lápidas de algún cementerio, aunque, en este caso, son retratos en vida del difunto. En algunas zonas de Galicia era (y es) tan habitual que no era raro encontrarse a personas mayores que cuando acudían con sus mejores galas a una celebración aprovechaban para decir "hazme una foto para el nicho".

    Por otra parte, en la Inglaterra victoriana, el lugar en el que se exponían los difuntos y en donde generalmente se realizaban este tipo de fotografías era, paradojicamente, el living room.

    Me ha encantado (como puedes deducir de mi extenso comentario, jeje)

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Hola Lorenzo, sabes que el 9 de Noviembre del 2010, hice un post, sobre porqué fotografiaban a los muertos muy similar, el tema es delicado, pero me ha hecho mucha gracias ver que has publicado una entrada similar, Bravo y porqué no...

    http://mtvo-lasmentiras.blogspot.com/2010/11/por-que-antes-les-hacian-fotos-los.html

    Un abrazo y hay que ver que costrumbres mas macabras tenían...
    Un abrazo Mari Trini

    ResponderEliminar
  6. No es lo que más me apetece ¡¡¡salut

    ResponderEliminar
  7. Esto siempre me ha parecido tremendo. Es casi imposible ponerse en la piel de un padre de comienzos del siglo XX posando al lado de un hijo muerto... La verdad es que siendo como es una costumbre de la que ya tenía noticia, no deja de sorprenderme cada vez que leo sobre el tema. Me cuesta mucho encontrar calificativos que hagan justicia a estas fotos. Joder, este tema es la leche.

    ResponderEliminar
  8. ¡Se me han puesto los pelos de punta!. Esas fotos emanan una tristeza acojonante, aunque en el vídeo aparezcan esos niños aparentemente felices al pie de un ataúd. Por cierto, eso de fotografiar muertos salía en la película de Amenabar "Los otros".

    ResponderEliminar
  9. Conozco a una familia que tenía una foto de estas. Parece que al principio, la tuvieron en el salón. Luego que la abuela murió (la madre del niño muerto), retiraron la foto. No se si la tendrán todavía.

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Ahora nos parece de mal gusto, cuando no macabro; entonces todo lo contrario, era la moda. Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Hola Lorenzo! Aunque pueden parecer algo morbosas, lo cierto es que si los seres humanos por fin lograramos asimilar que la muerte no es más que una consecuencia de la propia vida, veriamos esto de otra manera. Personalmente creo que no podría ver a una persona querida forografiada en estas circunstancias, pero antes la gente vivía la muerte como algo más cotidiano pues eran muchas las personas que perdían la vida, debido a los pocos avances médicos que existian. Interesante entrada. Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Es difícil de enteder para nosotros cómo nuestros antiguos podían hacer esto. Quizás ellos se espantasen al ver algunas actitudes nuestras, no se sabe. Son mentalidades muy diferentes y complejas de entender desde nuestro punto de vista actual.

    Viendo el video, hay algunas fotografías que da un mieeedddoooo...

    Sin embargo, resulta curioso la manera de tratar la muerte que tenían estas gentes del siglo pasado.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  13. Impresionante. Había yo leído que en los inicios de las fotografías, los daguerrotipos, retratar muertos era la única forma de fotografiar personas pues eran los únicos que podían estarse quietos el largo tiempo que duraba la exposición antes del disparo. Saludos. Borgo.

    ResponderEliminar
  14. Muy buena entrada Lorenzo, era normal conservar algo del muerto, esa de la familia parece un asesinato múltiple. Lo más tétrico la musiquita del video.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  15. MARI-PI-R: Como ultimo recuerdo es algo tétrico, pero claro lo digo a más de un siglo vista.


    NATSNOC: Yo tampoco le veo la gracia, aunque algunas composiciones son muy tristes. No se si yo quisiera guardar algo así.


    FERNANDO R.GENOVES: Es una costumbre que se mantuvo durante muchos años. Ahora como bien díces, la vida es más terrenal y placentera, por lo tanto, estos momentos nos causan incomodidad y los rechazamos. La muerte era algo más cercano antiguamente, te podías morir de un catarro. Por lo tanto estaba más asumida.


    deWITT: Veo por tu extenso comentario que si que te ha gustado ;-)
    La muerte tenía otro significado hace 70 u 80 años. La gente se hacía fotos para el nicho o se quitaba de comer u otras cosas para comprarse un terreno en el cementerio y allí reposar sus restos. Algo inconcebible para la juventud de ahora. Solo hacen sacrificios para un Iphone nuevo me parece a mi.


    Mª TRINIDAD: No, no lo sabia. Le he echado un vistazo y la tuya es más terrorífica y bizarra mira tu por donde.


    Miguel: Ni a mi amigo, aunque nos llegara a los dos....


    MR: LOMBREEZE: Tienes mucha razón. Imaginar solamente, en las fotos donde se coge al niño en brazos mientras el fotografo te da indicaciones...Tenía que ser algo terrible e insufrible para esa madre o padre. Yo tampoco lo puedo siquiera imaginar...


    PEPE CAHIERS: Si, son imagenes en las que sientes una desazón muy grande.
    Y en España también se practico esta costumbre. Hay muchas fotografias de este tipo en Galicia. Incluso yo tengo alguna de Mallorca.


    MANUEL: Con tu comentario, nos haces ver que esta costumbre es de tiempos pretéritos. Las nuevas generaciones ni se plantean poner la foto de un niño muerto en la comoda.


    DESDE LA TERRAZA: Supongo que debió de ser moda o costumbre. Se quito cuando ya todo el mundo pudo acceder a una fotografía en vida como recuerdo.


    SqSMARAVILLOSA: Lo has resumido muy bien. Antes era cotidiana la muerte. Se moría de niño y de adulto por cualquier memez. Lo tenían mejor asumido -el morir- que ahora con tantos avances medicos.


    C.G.APARICIO: Ha hecho un buen inciso. Lo estamos viendo con nuestra mentalidad y por eso el horror que nos produce. El mismo que les haría a esas gentes nuestra actitud ante el sexo y la desinhibición actual e imperante ante casí todo. (hablo de paises civilizados, claro ;-)


    MIGUEL ZUERAS: Así es, al principio se práctico con muertos. Los primeros daguerrotipos con personas vivas se tenian que someter a una especie de estructura trasera que los aguantaba y en los que apoyarse. Al principio la fotografía para los "humanos" era algo muy incomodo y necesitaba de un gran sacrificio.


    EDUARDO DE VICENTE: Me alegro que le haya gustado. El vídeo lo encontré y visioné de madrugada y a oscuras, imagine el "caguenlo" que me entro...Me dije, esto lo pongo si o si....


    Y gracias a todos por su visita y comentarios....

    ResponderEliminar
  16. Hola, Lorenzo, llegué hasta aquí a través de un blog amigo, me pareció muy bueno tu espacio, las imágenes vistas desde la actualidad parecen espeluznantes.
    Voy a quedarme como seguidor, si me permites.
    Si tienes ganas (no lo tomes como un compromiso), te invito a pasar por el mío.
    Un saludo desde Argentina.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  17. Impresionantes las fotografías, recuerdo que de pequeña mis padres guardaban una que se veía una señora en la urna y rodeada de cuatro cirios,y siempre me la encontraba al abrir el cajón, salia corriendo, la verdad es que dan miedo.
    Un abrazo, Lorenzo

    ResponderEliminar
  18. HUMBERTO DIB: Gracias por tus amables palabras. Desde luego que te permito quedarte, cual es sino la finalidad de tener y escribir en un blog. Que lo sigan y lo lean.

    Y desde luego pasare por el tuyo a echarle un vistazo, no lo dudes.


    MARIA CANDEL: Viejos y antiguos recuerdos los suyos. Al menos tenían esa foto en un cajón. Otros la tenían colgada a la vista.

    Saludos a los dos.

    ResponderEliminar
  19. Debo decirle amigo Lorenzo, que como buen amante de lo morboso, me ha encantado su entrada. La primera vez que tuve conocimiento de estos retratos de difuntos fue cuando vi la película "Los Otros" no me lo pude creer hasta que busqué en internet sobre el tema y vi que efectivamente era costumbre extendida en algunos lugares.
    Muchas gracias por la entrada, he "disfrutado" mucho con ella.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Lorenzo, interesante documento, y valiosa búsqueda que has realizado. Ya había visto algunas fotografías aisladas, pero llama la atención la aceptación del hecho, y las poses como si estuvieran vivos.
    Enhorabuena

    ResponderEliminar
  21. Don Pedro: Me alegra que haya "disfrutado" A mi tambien me producen una atracción extraña estas fotográfias. La verdad es que nos llevan a un pasado extraño e incomprensible en la actualidad.

    ResponderEliminar
  22. Don Paco: Me alegro que le "guste".
    ¿Ha visto el vídeo? Pone los pelos de punta....

    ResponderEliminar
  23. Perdón, Lorenzo, llegaste en un momento muy particular de mi blog. Puedes ver entradas anteriores, o las próximas, como tú desees.
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
  24. Servidor, que es de pueblo y de interior, concretamente surocidente asturiano, que linda con galicia, comparto mucho de lo que que comenta deWitt sobre la tradición, sobre todo con los niños. En los museos etnográficos hay bastantes muestras de este tipo de fotografías, yo había visto alguna, no esta colección, que es de 1ª, aunque estemos hablando de algo trágico.

    Saludos
    Roy

    ResponderEliminar
  25. Este tema siempre me ha horrorizado y fascinado a partes iguales. Para nuestra mentalidad es algo inadmisible, macabro y de mal gusto. No sé muy bien qué pensarían esos padres cuando veían las fotos de sus hijos muertos... muertos. Es mejor la imagen de la vida: el brillo en la mirada, la sonrisa, el gesto travieso o incluso el llanto. Cualquier cosa menos recordar a tu hijo estando ya sin vida. No sé, la verdad es que no consigo entender qué les podía pasar por la cabeza para hacer algo semejante. O eran personas muy duras o todo lo contrario, en todo caso con una hipersensibilidad mal encauzada.

    ResponderEliminar
  26. Estas fotografias nos pueden horrorizar pero es que en esas epocas habia otra cultura de la vida y la muerte. Unos padres daban por hecho que no todos sus hijos iban a llegar a la edad adulta, las enfermedades estan a la orden del dia y en la mayoria de las ocasiones solo podian quedarse a lado de la cama del niño hasta su muerte. Eso los niños que tenian cama propia ya que los pobres solian compartirla con sus hermanos y padres.

    Cuando fallecia un niño sus padres se quedaban sin ningun recuerdo de el, por eso es comprensible que gastasen lo poco que tenian en hacer una foto y de paso incluir a los demas miembros de la familia.

    ResponderEliminar
  27. una prewgunta ql les habra pasado a la famila completa fallecida.. he ??? y los demas como hambran fallecido....

    ResponderEliminar
  28. Es muy cruda esta información, pero muy real, creaciones, invenciones o como se le llame que el ser humano a hecho para evitar el sufrimiento emocional

    ResponderEliminar
  29. Me parece algo muy digno, romántico y respetuoso.

    ResponderEliminar

Anda, comenta, alegrame el día. Si quieres hacer algun comentario y no tienes cuenta de gmail, puedes hacerlo seleccionando en el perfil: "Anonimo".
Al final, puedes poner tu nombre si así lo deseas.